EL AÑO DE LA FE LLEGÓ
TuWeb
Mis enlaces
Álbum de Fotos
Mis aficiones
EL AÑO DE LA FE LLEGÓ
 
EL AÑO DE LA FE LLEGÓ

El Papa Benedicto XVI convocó para el próximo 11 de octubre, en conmemoración por los 50 años del Concilio Vaticano II, un "Año de la Fe" y terminará en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el 24 de noviembre de 2013.

Foto

Pero...¿sabemos en que consiste? ¿cómo podemos vivir el año de la fe?

1) El Año de la Fe: El Santo Padre escribió una carta apostólica a modo de Motu Proprio titulada “Porta Fidei” (La puerta de la fe) en la que convoca el Año de la fe. Es una invitación a una renovada conversión al Señor: «Desde el comienzo de mi ministerio como Sucesor de Pedro, he recordado la exigencia de redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo» (Porta Fidei, n. 2). Se trata, por tanto, de celebrar y proclamar nuestra fe en Cristo muerto y resucitado y esforzarnos por vivir en profundidad las exigencias de esta fe.

2) ¿Qué podemos hacer para vivir el año de la fe? El Papa exhorta a todos los católicos a:
- Estudiar los documentos del Concilio Vaticano II «para comprender que los textos dejados en herencia por los Padres conciliares, según las palabras del beato
Juan Pablo II, no pierden su valor ni su esplendor» (Idem n. 5).
- Intensificar la celebración de la fe en la liturgia, especialmente en la Eucaristía dominical.
- Dar testimonio de la propia fe y compartirla, especialmente en la acción evangelizadora.
- Redescubrir los contenidos de la propia fe, expuestos principalmente en el Catecismo de la Iglesia Católica.

03) ¿Dónde podremos vivir este "Año de la Fe"? «Tendremos la oportunidad de confesar la fe en el Señor Resucitado en nuestras catedrales e iglesias de todo el mundo; en nuestras casas y con nuestras familias, para que cada uno sienta con fuerza la exigencia de conocer y transmitir mejor a las generaciones futuras la fe de siempre. En este Año, las comunidades religiosas, así como las parroquiales, y todas las realidades eclesiales antiguas y nuevas, encontrarán la manera de profesar públicamente el Credo» (Idem n. 8).
Como Movimiento podemos organizar diferentes actividades que nos confirmen en la fe en las secciones, pero también nos uniremos y colaboraremos con lo que cada diócesis proponga para los fieles.

ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión